La Grafología es una técnica que estudia cada detalle de la letra, signos y trazos de la escritura y desentraña así, las características de la personalidad, aptitudes, fortalezas y debilidades físicas que se reflejan en tendencias a enfermedades. Es una valiosa herramienta utilizada también, como orientación vocacional o artística y detecta la compatibilidad de dos personas en una relación amorosa, entregando pautas para trabajar aspectos que los faculten para una unión armoniosa
.La sabiduría ancestral dice que la esencia, el espíritu de cada ser viviente, queda impregnado en cada cosa que hace, que toca, incluso en cada lugar por donde pasa. En el esfuerzo constante del ser humano por conocerse y autodefinirse, ha descubierto, entre otras técnicas y métodos, a su propia escritura que es una poderosa fuente de información acerca de los rasgos que lo caracterizan, en todos los aspectos.
En la actualidad, la grafología es reconocida y estudiada como asignatura en las carreras de psicología, de prestigiosas instituciones educativas y tomada en cuenta para selección de personal, valoración de cargos, liderazgo, promoción y otras.
Quizás una de las aplicaciones que llama más la atención, es criminología, puesto que permite detectar tendencias patológicas y carencias de control de reacciones violentas, aparte del tradicional “análisis caligráfico” que tiene por objetivo la autentificación de firmas y documentos.
De la escritura se estudian todos los detalles: velocidad, dimensión, extensión, márgenes, dirección, movimientos, inclinación, continuidad, puntuación, presión, abreviación, formas específicas de las letras, firma, signos especiales etc., que dibujan el complejo conjunto de características que conforman la personalidad humana.